Mi experiencia en la Universidad Fernando Pessoa Canarias

Empezar una etapa nueva siempre es algo complicado, llegar a un lugar que no conocemos nos da inseguridad, empezar de cero es difícil. Sin embargo, casi siempre todo va mejor de lo que pensamos. Cuando llegué a la Universidad el primer día me sentí perdida, sola, probablemente como la gran mayoría, pero enseguida empecé a conocer a mis compañeros.

Muchos de los profesores nos ayudaron en este proceso. Entrar en clase, y que nos pregunten nuestros nombres, de dónde venimos, nuestras inquietudes acerca de la Psicología… Todo ello ayudaba cada día a conocer a nuestros compañeros de clase, esas personas que pasarían a formar parte de esta etapa tan importante de nuestra vida.

Dos días después ya se habían formado pequeños grupos en clase de personas con las que creíamos tener algo en común. Los descansos que pasamos en la cafetería me ayudaron a sentir que aquellas personas ya no eran extraños para mí, ya no me sentía sola, las risas y las charlas nos hicieron conocernos un poco más.

Hoy, un año y medio después, puedo decir que mi vida cambió por completo al llegar a la Universidad Fernando Pessoa. A nivel académico, todo es muy distinto a lo que me imaginé en un primer momento. He de admitir que pensaba que iba a tener dificultades con algunas de las asignaturas, pues gran parte de mis compañeros pertenecían a la rama de ciencias, mientras yo era de humanidades; sin embargo, esto no fue un impedimento en ningún momento. Con esfuerzo, con el apoyo de los compañeros y de los profesores, todos hemos podido sobrellevar las pequeñas dificultades que se iban presentando en el camino. Además, el sentir que estudias algo que te gusta, que te interesa y que te llena, hace las cosas mucho más fáciles. No sólo en este ámbito la Universidad me ha cambiado, las personas a las que he conocido aquí me han hecho crecer como persona y me han ayudado y apoyado siempre. Me he encontrado por el camino a personas que se han convertido en pilares muy importantes para mí, para las que sólo tengo palabras de agradecimiento. Por esto y por todo lo que me queda por vivir dentro de esta Universidad, puedo decir, sin miedo a equivocarme que esta es, a día de hoy, una de las mejores etapas que he vivido, aunque me queda mucho por vivir aún.

Elena Ávila Hernández. Estudiante del Grado en Psicología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s