Las Palmas se corona como el rey de Canarias

Redactor: Pablo Rodríguez. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

La UD Las Palmas se llevó el triunfo en el derbi canario ante el Tenerife por 3 goles a 1, un duelo en el que fue muy superior a su rival y tuvo como protagonista a Pejiño que consiguió anotar un doblete.

Fuente: UD Las Palmas

El Estadio de Gran Canaria consiguió reunir a más de 30.000 personas para ver uno de los partidos más esperados del año, el derbi entre Las Palmas y Tenerife. Los dos equipos canarios llegaban en dinámicas distintas, la UD llevaba sin ganar en liga desde el 23 de octubre al Cartagena, 4 partidos sin ganar que no hicieron que los amarillos cayesen de los puestos de ascenso directo gracias a su imperial inicio de temporada. Por su parte, el ‘tete’ venía tras su mejor racha de la temporada, 2 victorias seguidas ante Burgos y Huesca, curiosamente los únicos dos equipos que han conseguido derrotar a Las Palmas en liga. 

Comenzaba el espectáculo canario con el saque de honor del cantante Quevedo, que es ya todo un ídolo en las islas y aficionado canarión, y con la entrega de mejor jugador de Octubre a Jonathan Viera. Desde el inicio del partido se vieron las intenciones de Las Palmas de ser fiel a su ideología, tocar el balón y buscar las jugadas verticales, mientras el Tenerife aguantaba atrás y buscaba los contraataques. La UD tuvo la primera en un error de Carlos Ruíz que Moleiro desaprovechó, poco después el mismo Moleiro haría una carrera por la banda para que Viera rematase solo en el corazón del área y Soriano se emplease a fondo. El juego se ralentizó y cuando menos se esperaba una jugada de varios toques que terminó por culminarse con un taconazo de Loiodice para que Pejiño rompiera las mallas de la red con un zurdazo. 

El segundo tiempo tuvo el mismo guion que el primero, Las Palmas dominaba y acechaba el área tinerfeña, un centro del ‘10’ canarión se envenenó y apunto estuvo de convertirse en el 2-0, sin embargo el héroe del derbi estaba destinado a ser Francisco Jesús Crespo ‘Pejiño’ que apareció de nuevo con un zapatazo ajustado al palo imparable desde más de 30 metros e hizo el 2-0 que calmaba a la afición amarilla. El Tenerife no se encontraba y no tuvo apenas incidencia en el juego, la Unión Deportivo hizo con los ‘chicharreros’ lo que quiso. Para culminar la fiesta amarilla, Andone anotó el gol de la tranquilidad a dos minutos del 90, el rumano lo celebró de forma efusiva y por todo lo alto quitándose la camiseta. Pero ese no sería el final, Mo Dauda consiguió hacer el gol del honor para el Tenerife para maquillar un resultado que terminó siendo igual de humillante.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s