Gavi, el presente y futuro de España

Redactor: Pablo Rodríguez. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Pablo Martín Páez Gavira, a sus 18 años, es conocido popularmente como “Gavi”, uno de los futbolistas con mayor proyección en todo el mundo.

Fuente: Heraldo de Aragón

Hoy en día es imposible que alguien con un mínimo conocimiento futbolístico no conozca a Gavi. Natural de Los Palacios y Villafranca (Sevilla), el jugador del F.C Barcelona ha vivido un ascenso meteórico desde el anonimato a la cúspide del balompié, consagrándose como un futbolista llamado a marcar una época tanto en el club culé como en la selección española.

Los inicios de Gavi

El comienzo de Gavi se remonta a la tercera jornada de la pasada liga, un Barça – Getafe que terminó con la victoria del conjunto blaugrana siendo el cuarto jugador más joven en debutar con el primer equipo. El artífice de esto fue Ronald Koeman, el exentrenador del Barça neerlandés confió en los jóvenes para resolver la mala situación económico que sufrió y sufre el Barcelona. Koeman también hizo debutar a canteranos como Nico (cedido en el Valencia), Abde (cedido en Osasuna) y el más famoso Pedri, estrella mundial en la actualidad. Desde ese día se convirtió en una pieza fundamental en el esquema tanto de Koeman como de Xavi Hernández, disputando 48 partidos, marcando 2 goles y dando 6 asistencias en total entre la temporada pasada y lo que llevamos de esta. 

La llamada de Luis Enrique 

Algo que haría que su nombre fuera escuchado en todo el mundo sería la convocatoria del seleccionador español Luis Enrique para la Final Four de la Nations League y siendo el jugador español más joven en debutar con la selección absoluta. Lucho sorprendió a todos con su llamada, y recibió una ola de críticas masiva en redes sociales por parte de muchos españoles que consideraban que todavía no había hecho méritos suficientes para recibir este premio. Sin embargo, el tiempo ha dado la razón al seleccionador con el juego del joven centrocampista que ha sido un fijo y se ha reivindicado con goles y buenas actuaciones en el campo, siendo convocado en la lista definitiva para el Mundial de Qatar 2022 y marcando en el primer partido ante Costa Rica.

Fuente: Diario de Sevilla

Reconocimiento internacional

Su talento ha cruzado ya las fronteras, siendo este año elegido ‘Golden Boy’, además de recibir el Trofeo ‘Kopa’ a mejor jugador joven, y segundo español en recibirlo consecutivamente sucediendo a su compañero Pedri. En estos momentos Gavi es un jugador top mundial, con un valor de mercado de 90 millones de euros.

Con un futuro más que prometedor, Gavi ya se ha convertido en presente. 

España se divierte y vapulea a Costa Rica

Redactor: Pablo Rodríguez. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

La selección española comenzó su andadura por el mundial de Qatar 2022 con la mayor goleada en un primer partido de su historia en una clase de cómo jugar un fútbol vistoso y efectivo.

Fuente: 433

España demostró el porque es una de las favoritas del mundial e impuso el respeto que algunos habían osado perderle, en una ‘masterclass’ de cómo hay que jugar el fútbol y cómo afrontar un partido en un mundial en un ejemplo de concentración y ambición.

El partido comenzó con el dominio aplastante de La Roja, Dani Olmo tuvo el primero en sus botas en los primeros 7 minutos, sin embargo el mismo Olmo conseguiría transformar la segunda ocasión controlando dentro del área y picando el balón para batir a Keylor Navas y abrir la lata. A partir de ahí, la selección fue un vendaval en ataque, Asensio jugando de ‘falso’ 9, que ya había avisado antes, hizo el 2-0 a centro de Jordi Alba. El mismo Alba sería el encargado de propiciar el claro penalti que convertiría Ferrán Torres para el primero de su cuenta personal y el 3-0 en 30 minutos. 

La primera parte de España fue magistral, con un Gavi y un Pedri estelares demostrando porque son los últimos dos ‘Golden Boys’.

Ya en en el segundo tiempo, muchos podrían haber pensado que los de Luis Enrique pisarían el freno y dormirían el partido, pero nada más lejos de la realidad, España siguió con el cuchillo entre los dientes y fue a por más. Ferrán en el 50 hacía el 4-0 y firmaba su doblete tras una serie de rechaces en el área. En el 74 Gavi, que terminó siendo el MVP del encuentro de forma merecida, metió un golazo espectacular con el exterior tras una enorme carrera del debutante Balde y centro de Morata, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia de España en marcar en un mundial y el tercero en todo el mundo. España siguió hurgando en la herida costarricense y Carlos Soler aprovechó un balón que quedó muerto en el área pequeña para hacer el 6-0, pero cuando parecía que la pesadilla de Costa Rica no podía ir a más, Morata hizo el definitivo 7-0 para culminar una goleada histórica.

Cierto es que Costa Rica no fue un rival de gran nivel, prácticamente no tuvo ningún acercamiento al área de Unai Simón, pero está claro que tras esta victoria es imposible no ilusionarse con la España que ha conseguido formar el nuevo “streamer” y seleccionador Luis Enrique. El siguiente reto será mucho más duro, el domingo a las 19:00 contra una Alemania que saldrá con todo en busca de los tres puntos tras su sorprendente derrota por 1-2 contra Japón.

1×1 del Barça en el Clásico

Redacción: Pablo Rodríguez. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Analizamos la actuación de los azulgranas en el Clásico de hoy frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Foto de David Ramos (GettyImages)

Ter-Stegen: 5, Sin protagonismo. El meta alemán no fue providencial como en otros encuentros del Barça, hizo alguna que otra parada pero ninguna destacada, en los goles no pudo hacer gran cosa. Seguro con los pies como de costumbre.

Sergi Roberto: 3, Superado. Fue una de las novedades del once, Xavi apostó por él en el lateral diestro ante las bajas. Fue superado en toda la primera y sufre por su banda, En la segunda parte no se notó tanto pero decepcionó.

Koundé: 6, Cumplidor. El francés volvía tras lesionarse con su selección y estar casi un mes de baja. Fue colocado de central diestro para intentar ayudar a Sergi Roberto, pero no lo consiguió. De lo poco salvable de la defensa.

Eric García: 2, Desastre. Un partido más, el canterano fue el señalado de la defensa blaugrana, propició el 2-0 con un despeje de cabeza horrendo y provocó el penalti a Rodrygo pisándole dentro del área. En los partidos grandes Eric no solo no destaca sino que encima perjudica al equipo, el Barcelona tiene un grave problema en la defensa si no están Koundé y Araújo.

Balde: 6, Electrizante. Por fin Xavi se atrevió a colocar a Balde en un partido grande y dejó sentado a un cuestionado Marcos Alonso. El joven lateral fue uno de los más activos en la primera parte, buen descaro y velocidad. Fue sustituido sin ningún motivo por Alba en el minuto 60.

Busquets: 4, Lento. Otra vez Busquets ha comenzado un partido de titular y otra vez se le han notado las carencias en el juego. Es cierto que el Barça no tiene a nadie en esa posición, pero “Busi” ya no está para esto. Lento y faltado de ritmo, el 1-0 nace de una acción por su falta de contundencia. Fue sustituido en el minuto 60.

Frenkie de Jong: 4, Desaparecido. El neerlandés ha sido una de las sorpresas en el once, dejando en el banquillo a Gavi. Realmente no se le ha visto mucho en juego, no ha sido el jugador determinante que se espera de él ni tampoco se ha perdido por su culpa. Indiferente.

Pedri: 5, Apagado. Al canario se le ha visto perdido en el campo, ha sido bien cubierto por el Madrid, no se le ha visto esa magia tan característica de él. Ha buscado pases en vertical pero nada relevante. Si Pedri no juega bien el Barcelona no juega bien.

Raphinha: 4, Repetitivo. El juego del brasileño parece ser muy repetitivo llegado a este punto, no encara como se esperaba de él cuando se fichó, simplemente mete centros al área a ver que pasa y si “Lewy” caza alguna. Fue nuevamente el primer cambio junto a Busquets y Balde en el 60.

Dembélé: 4, Impreciso. El extremo francés comenzaba por la banda izquierda como en el partido del Inter, se le notó impreciso y con falta de ideas, como ya viene siendo costumbre. Tiene que asociarse y buscar más espacios, lejos queda ya aquel Dembélé de final de temporada que deslumbraba y quiso renovar.

Lewandowski: 5, Cubierto. El polaco fue cubierto por la defensa madridista durante todo el partido, tuvo una gran ocasión con el 1-0 que podría haber supuesto el 1-1 y falló de manera incomprensible. Dio un sutil tacón para que Ferrán rematase el 2-1. Se espera más del crack en estas citas.

Ferrán Torres: 6, Activo. Entró en la primera ventana de cambios por Raphinha y, sorprendentemente, hizo un buen papel el tiempo jugó. Inició muchas jugadas de peligro del Barça y estuvo bien colocado para anotar el 2-1.

Jordi Alba: 4, Ausente. Sustituyó a Balde sin ningún sentido aparente, cubrió la banda izquierda y no tuvo impacto en el partido alguno. Parece que Xavi sigue confiando en él pese a ver qué Balde le ha comido la tostada por completo y merece ser titular indiscutible en el lateral izquierdo azulgrana.

Gavi: 5, Acelerado. Entró buscando esa garra que le caracteriza pero no estuvo acertado hoy, como la mayoría del equipo. No midió bien y se llevó a Tchouaméni por delante provocando una amarilla sin sentido. Recuperó algunos balones y uno acabó en el gol de Ferrán.

Ansu Fati: 7, Dinámico. Tras su entrada el equipo dio otra imagen, buscó el gol nada más entrar con un disparo en la frontal del área con la diestra que se fue fuera por muy poco. Ocasionó la jugada del gol llevando a Valverde por la banda y colgando el balón. A punto estuvo de hacer el empate. Si Ansu está bien debe ser titular en este equipo, mucha calidad y talento por pulir.

Kessie: IC, Sin tiempo. Entró en la recta final del partido para dar descanso a Pedri. No le dio tiempo a hacer mucho.

Xavi Hernández: 4, Señalado. El entrenador blaugrana ya quedo muy señalado tras el empate el miércoles ante el Inter de Milán. Con un planteamiento más que cuestionable, Xavi parece que sigue con la excusa de ser un “proyecto en construcción”, sin embargo, este equipo debe luchar por grandes cosas. Parece que la confianza en él es plena, para el barcelonismo está empezando a cansarse de él y sus alineaciones y planteamientos.