Messi se corona como el Rey del Fútbol

Redactor: Iván Icígar. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

La Selección Argentina liderada por Lionel Messi gana el Mundial de Qatar 36 años más tarde desde que Maradona sorprendió al fútbol en México 86.

Fuente: Infobae

Antes de llegar a Qatar, Messi había ganado todos los títulos posibles salvo uno, la ansiada Copa del Mundo, título que sí pudo conquistar su ídolo Diego Armando Maradona. El jugador del PSG ya tuvo oportunidad de conquistar el Mundial en Brasil 2014, pero un gol de Mario Götze en el minuto 116 le quitó el sueño a toda Argentina de obtener la tercera estrella. 

A la pulga siempre se le ha criticado más dentro de su país natal que fuera. En el Barcelona es un ídolo absoluto, el mejor jugador de la historia del club; en el resto de países se le considera por lo menos entre los 3 mejores de la historia; en Argentina siempre estuvo a la sombra del Diego sobre todo por su labor con la albiceleste. Sin embargo con este último Mundial todo ello ha cambiado; Leo ha rendido a un nivel maradoniano para llevar a su selección a la consecución del Mundial. 

En el 2021 ya se quitó la espina de no ganar títulos con Argentina, consiguiendo la Copa América ante Brasil y la Finalissima ante Italia. Por ello la selección de Lionel Scaloni se postulaba como una de las principales candidatas a levantar el troncho dorado. Después de perder de forma inexplicable en el debut ante Arabia Saudí, los argentinos se repusieron y pusieron todo para ganar el resto de partidos que jugaron en el Mundial, con dos tandas de penaltis incluidas. 

En la final se enfrentarían a la vigente campeona del mundo, la Francia de Kylian Mbappé. A nivel de plantilla claramente Francia partía como favorita pero la garra y corazón de los argentinos valdría más que simples nombres. Argentina se puso 2-0 en prácticamente la primera media hora de juego; con goles de Messi y Di María. Hasta el minuto 80 el partido estaba controlado, Francia no generaba peligro a la vez que Argentina tocaba la pelota. Sin embargo, un penalti provocado por Otamendi lo cambió todo. Mbappé anotó el penal y posteriormente marcó el segundo de los franceses todo en un tiempo de juego de 2 minutos. Ambos equipos iban a prórroga.

Ya en el tiempo extra, ambos equipos estaban decididos a obtener la victoria. Fueron unos 30 minutos muy intensos, con grandes acciones individuales, pero sobre todo llenas de emoción y valentía. En el 108 anotaría Leo Messi su segundo tanto en el partido. Todo parecía destinado a que Argentina ganaría la final, hasta que llegó Mbappé con otro penalti 10 minutos más tarde para arrebatará esa ilusión. En el 123 el Dibu Martínez hizo un paradón para la historia del fútbol a Kolo Muani que hubiera supuesto el 3-4 en el marcador. Como ya le ocurrió a Argentina en cuartos de final contra Holanda, habría que decidir el ganador en la tanda de penaltis. 

El héroe de los penaltis fue, como no podía ser otro, el Dibu, especialista en el tiro desde los 11 metros; le paró el penalti a Kingsley Coman y adivinó la mayoría de lados a los que iban dirigidos los penaltis franceses. El penalti decisivo (4-2) lo anotó Montiel para así coronar a Argentina con la tercera estrella. 

El mejor jugador del torneo fue Lionel Messi con 7 goles y 2 asistencias; la bota de oro Mbappé con 8 tantos; guante de oro para Emiliano Martínez; el mejor jugador joven fue el centrocampista argentino Enzo Fernández e Inglaterra obtuvo el premio a juego limpio.

El debate sobre quién es el mejor de la historia es subjetivo, jamás habrá una respuesta 100% verdadera porque nadie puede ver todos los partidos de la historia del fútbol; comparar épocas es injusto. Sin embargo, en base a los datos, nadie ha ganado más que Leo Messi, nadie tiene más balones de oro que el astro argentino. Logró lo que le faltaba, un Mundial con su selección; cumplió su promesa a Maradona. El Diego estaría orgulloso, Leo.

Muere Diego Maradona a los 60 años de edad a causa de un paro cardiaco.

Redacción: Gustavo Martínez Cárdenes. Estudiante Doble Grado Comunicación Audiovisual y Periodismo

El mundo entero se paró por unos instantes, Diego Armando Maradona fallecía a causa de un paro cardíaco el 25 de noviembre. El exfutbolista argentino y astro del fútbol mundial  ya arrastraba problemas de salud desde el año 1997 cuando dio positivo en el control antidoping de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), a partir de ese momento desarrolló numerosas afecciones. En el año 2000, Diego Armando Maradona tuvo que ser tratado debido a una hipertensión arterial y más adelante tendría que ser tratado por su adicción a las drogas. 

También fue víctima de numerosas crisis cardíacas las cuales se vieron agravadas por una una infección pulmonar, que lo llevaron por primera vez a verse de cerca con la muerte. Otro de los problemas que pasaron factura a la ,ahora sí, leyenda del fútbol argentino y mundial, fue una transgresión alimentaria que implicó un bypass gástrico, esto le generó una grave descompensación física. Maradona sufriría una hepatitis tóxica aguda, debido a su ingesta excesiva de alcohol, esto sumado a numerosas cirugías posteriores, además de la anemia y deshidratación que había sufrido en los últimos días, y el descubrimiento de un hematoma subdural (que suele ser el resultado de un traumatismo craneal) lograron mermar las defensas de este símbolo mundial del fútbol, quien finalmente ha fallecido a causa de un paro cardiorrespiratorio en su casa de Tigre, Argentina.

Este traspiés ponen fin a la historia de una leyenda del fútbol quien en su vida como jugador, en la que seis clubes disfrutaron de su juego: Junior, Boca Juniors, FC Barcelona, Napoli, Sevilla y Newell’s Old Boys, jugando un total de 588 partidos y anotó 312 goles, para una media cercana al gol por encuentro en los clubes en los que jugó. Como internacional destacó por pasar de futbolista a leyenda en el Mundial de México 1986, cuando capitaneó a Argentina para ganar la Copa del Mundo. En la memoria colectiva está su doblete contra Inglaterra en los cuartos de final del torneo, con La Mano de Dios y el mejor gol de siempre, recorriendo la mitad del campo mientras sorteaba defensas sin parar de camino a la portería. Y aunque en un punto de su carrera fue más reconocido por sus adicciones que por sus logros, lo que está claro es que Maradona fue, es y será un jugador irrepetible, conocido por todos como el astro argentino .

#maradona #fútbol #fallecimiento #AFA #argentina #mundial