El Barça se aferra al «Milagro de Milán»

Redactor: Pablo Rodríguez. Alumno de Periodismo y Comunicación Audiovisual UFPC.

Los azulgranas dirigidos por Xavi tienen pie y medio fuera de la liga de campeones, a menos que el Viktoria Plzen logre un empate o victoria en San Siro frente al Inter, lo que mantendría con vida a los culés. 

Imagen de Marca

El FC Barcelona se ha complicado la vida como viene siendo costumbre en la máxima competición europea, la Champions League. Los dos partidos ante el Inter de Milán hicieron que la presencia del cuadro catalán corriese extremo peligro, un 1-0 en la ida, con un polémico gol anulado y un penalti no pitado en los últimos minutos, produjo que el partido de vuelta en el Spotify Camp Nou se convirtiese en una final. Una final que los culés no supieron afrontar, con un empate a 3 y pudiendo haber perdido 3-4. 

Un fracaso llamado Europa League 

Además, la derrota, inmerecida, en Munich hicieron que el equipo entrara en una mala dinámica, con derrota en el clásico por 3-1 y sin ganar el doble encuentro ante los italianos, el Barça ve como la posibilidad de caer en Europa League de nuevo se acerca cada vez más deprisa. Esto volvería a convertir al Barça en el centro de burlas del resto de equipos, cabe recordar la eliminación en casa ante el Eintracht frente a más de 40.000 alemanes en el propio Camp Nou.

¿Cuáles son las posibilidades de pasar a octavos?

El Barça debe agarrarse a la posibilidad de que ocurra un milagro este miércoles en San Siro a las 17:45 (hora canaria), el denominado “Milagro de Milán”. El Viktoria Plzen debe sacar como mínimo un empate para dejar con vida a los azulgranas, quienes tienen que ganar ante el Bayern. 

Tras eso, los italianos deben perder ante los alemanes en el Allianz Arena, no obstante, cabe la remota probabilidad de que el Bayern busque vengarse de los culés tras el traspaso de Lewandowski de una forma un tanto sucia. Si el Inter empata ambos partidos seguirán pasando gracias al golaverage ganado con el Barcelona. 

El equipo blaugrana saldrá a jugar sabiendo lo que ha ocurrido entre Inter y Viktoria, lo que puede afectar mentalmente en los jugadores. Si el Inter consigue la victoria se acabará el periplo de los culés en la Champions. Si no, deberán ganar ante el Bayern y ante el Viktoria en República Checa.

Decepción europea

Pase lo que pase, la Champions del FC Barcelona está siendo cuanto menos decepcionante. Con un comienzo más que esperanzador, la afición culé soñaba con grandes objetivos esta temporada, volver a luchar por títulos europeos y dar una imagen en Europa, perdida en los últimos años. Sin embargo, ya sea por mala suerte y actitud, la realidad es que el Barça es, a día de hoy, carne de Europa League.

1×1 del Barça en el Clásico

Redacción: Pablo Rodríguez. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Analizamos la actuación de los azulgranas en el Clásico de hoy frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Foto de David Ramos (GettyImages)

Ter-Stegen: 5, Sin protagonismo. El meta alemán no fue providencial como en otros encuentros del Barça, hizo alguna que otra parada pero ninguna destacada, en los goles no pudo hacer gran cosa. Seguro con los pies como de costumbre.

Sergi Roberto: 3, Superado. Fue una de las novedades del once, Xavi apostó por él en el lateral diestro ante las bajas. Fue superado en toda la primera y sufre por su banda, En la segunda parte no se notó tanto pero decepcionó.

Koundé: 6, Cumplidor. El francés volvía tras lesionarse con su selección y estar casi un mes de baja. Fue colocado de central diestro para intentar ayudar a Sergi Roberto, pero no lo consiguió. De lo poco salvable de la defensa.

Eric García: 2, Desastre. Un partido más, el canterano fue el señalado de la defensa blaugrana, propició el 2-0 con un despeje de cabeza horrendo y provocó el penalti a Rodrygo pisándole dentro del área. En los partidos grandes Eric no solo no destaca sino que encima perjudica al equipo, el Barcelona tiene un grave problema en la defensa si no están Koundé y Araújo.

Balde: 6, Electrizante. Por fin Xavi se atrevió a colocar a Balde en un partido grande y dejó sentado a un cuestionado Marcos Alonso. El joven lateral fue uno de los más activos en la primera parte, buen descaro y velocidad. Fue sustituido sin ningún motivo por Alba en el minuto 60.

Busquets: 4, Lento. Otra vez Busquets ha comenzado un partido de titular y otra vez se le han notado las carencias en el juego. Es cierto que el Barça no tiene a nadie en esa posición, pero “Busi” ya no está para esto. Lento y faltado de ritmo, el 1-0 nace de una acción por su falta de contundencia. Fue sustituido en el minuto 60.

Frenkie de Jong: 4, Desaparecido. El neerlandés ha sido una de las sorpresas en el once, dejando en el banquillo a Gavi. Realmente no se le ha visto mucho en juego, no ha sido el jugador determinante que se espera de él ni tampoco se ha perdido por su culpa. Indiferente.

Pedri: 5, Apagado. Al canario se le ha visto perdido en el campo, ha sido bien cubierto por el Madrid, no se le ha visto esa magia tan característica de él. Ha buscado pases en vertical pero nada relevante. Si Pedri no juega bien el Barcelona no juega bien.

Raphinha: 4, Repetitivo. El juego del brasileño parece ser muy repetitivo llegado a este punto, no encara como se esperaba de él cuando se fichó, simplemente mete centros al área a ver que pasa y si “Lewy” caza alguna. Fue nuevamente el primer cambio junto a Busquets y Balde en el 60.

Dembélé: 4, Impreciso. El extremo francés comenzaba por la banda izquierda como en el partido del Inter, se le notó impreciso y con falta de ideas, como ya viene siendo costumbre. Tiene que asociarse y buscar más espacios, lejos queda ya aquel Dembélé de final de temporada que deslumbraba y quiso renovar.

Lewandowski: 5, Cubierto. El polaco fue cubierto por la defensa madridista durante todo el partido, tuvo una gran ocasión con el 1-0 que podría haber supuesto el 1-1 y falló de manera incomprensible. Dio un sutil tacón para que Ferrán rematase el 2-1. Se espera más del crack en estas citas.

Ferrán Torres: 6, Activo. Entró en la primera ventana de cambios por Raphinha y, sorprendentemente, hizo un buen papel el tiempo jugó. Inició muchas jugadas de peligro del Barça y estuvo bien colocado para anotar el 2-1.

Jordi Alba: 4, Ausente. Sustituyó a Balde sin ningún sentido aparente, cubrió la banda izquierda y no tuvo impacto en el partido alguno. Parece que Xavi sigue confiando en él pese a ver qué Balde le ha comido la tostada por completo y merece ser titular indiscutible en el lateral izquierdo azulgrana.

Gavi: 5, Acelerado. Entró buscando esa garra que le caracteriza pero no estuvo acertado hoy, como la mayoría del equipo. No midió bien y se llevó a Tchouaméni por delante provocando una amarilla sin sentido. Recuperó algunos balones y uno acabó en el gol de Ferrán.

Ansu Fati: 7, Dinámico. Tras su entrada el equipo dio otra imagen, buscó el gol nada más entrar con un disparo en la frontal del área con la diestra que se fue fuera por muy poco. Ocasionó la jugada del gol llevando a Valverde por la banda y colgando el balón. A punto estuvo de hacer el empate. Si Ansu está bien debe ser titular en este equipo, mucha calidad y talento por pulir.

Kessie: IC, Sin tiempo. Entró en la recta final del partido para dar descanso a Pedri. No le dio tiempo a hacer mucho.

Xavi Hernández: 4, Señalado. El entrenador blaugrana ya quedo muy señalado tras el empate el miércoles ante el Inter de Milán. Con un planteamiento más que cuestionable, Xavi parece que sigue con la excusa de ser un “proyecto en construcción”, sin embargo, este equipo debe luchar por grandes cosas. Parece que la confianza en él es plena, para el barcelonismo está empezando a cansarse de él y sus alineaciones y planteamientos.